La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito “reconoce la necesidad de promover asociaciones sólidas con las organizaciones de la sociedad civil para abordar las complejas cuestiones del uso indebido de drogas y la delincuencia que socavan el tejido de la sociedad”. Sin embargo, la propia ONUDD admite que no está ni mucho menos claro cómo lograr esa colaboración.

¿Cómo pueden las organizaciones de la sociedad civil colaborar eficazmente con las agencias estatales, por un lado, y con diversas comunidades, por el otro?

Los desafíos son aún más agudos en contextos de corrupción estatal y violencia social. Reunir la colaboración para abordar los problemas puede parecer imposible en estos contextos.

Nuestro proyecto se basa en un proyecto anterior en México dirigido por Trevor Stack con Salvador Maldonado, y un segundo dirigido por Jenny Pearce:

En esos proyectos prestamos cierta atención a la forma en que los actores sociales se relacionan con las instituciones. Stack y Maldonado analizaron los consejos de seguridad locales establecidos para monitorear a la policía, mientras que las Agendas de Seguridad Humana de Pearce estaban dirigidas a las instituciones.

Sin embargo, en este proyecto actual, Stack, Maldonado y Pearce acordaron centrarse más centralmente en cómo los actores sociales pueden transformar la forma en que funciona el gobierno colaborando de manera más efectiva con él. Buscamos identificar principios para la colaboración efectiva entre el estado, la sociedad civil y las comunidades en contextos desafiantes.

Estamos procediendo por:

  • extender la investigación a otros contextos mexicanos
  • estimular experimentos en colaboración, donde hay poca existente
  • incorporar socios académicos y no académicos al equipo.
SFC colour logo